Diccionario
Transumancia:
Se define como un tipo de pastoreo en continuo movimiento, adaptándose en el espacio a zonas de productividad cambiante.
Capítulos Florales:
En botánica, capítulo es un tipo de inflorescencia racimosa o abierta en la que el pedúnculo se ensancha en la extremidad formando un disco algo grueso, llamado receptáculo común o clinanto.
Animales de abasto:
Animales para trabajo o compañía.
Pago:
Referencia de un lugar.
Condumio:
Alimento que se come con pan, postres.
Organolépticas
Alimentos, materias primas alimentarias, cosméticos, especialidades de uso oral, y otros, tienen un efecto determinante sobre su consumo y éxito comercial.
Añejo:
Antiguo, que existe desde hace mucho tiempo.
Autóctonas:
(del griego autos, "propio"; chthon, "tierra"), ente (biológico o no) que es propio de un lugar.
Estío:
Se refiere a las estaciones del año, en concreto al verano.
Liras típicas:
Se utiliza para realizar el corte del cuajo. (es una herramienta de trabajo)
Astringente:
Astringente o estíptico es cualquiera de las sustancias que con su aplicación externa local (tópica), retraen los tejidos y pueden producir una acción cicatrizante, antiinflamatoria y antihemorrágica. Entre los astringentes usuales, con efectos de muy diverso grado, están los alcoholes, el alumbre, los taninos, la quina, el nitrato de plata, el acetato de plomo, el sulfato de zinc, sales de bismuto, el suero salino y aceite esencial de ciprés.El sabor astringente es el que se produce en la boca y que es una sensación entre la sequedad intensa y el amargor. Algunos alimentos tienen sabor astringente, como son ciertos frutos sobre todo no maduros como son los dátiles, caqui etc. Algunas infusiones de té también tienen cierto sabor astringente. Ademas el sabor astringente es una de las cualidades organolépticas propias de los vinos tintos, en virtud de su contenido de taninos, sustancias que ademas de proporcionarles el color carmesí característico, también le dan ese matiz de amargor y sequedad propio de los vinos tintos fuertes, ricos en taninos.

Ganadería


Las especies de ganado (de las que se obtiene la leche) que se manejan para la producción de los quesos son la oveja canaria, la cabra majorera y la vaca canaria, admitiéndose en esta última los cruces con otras razas. Se trata de razas autóctonas, animales rústicos que se han ido adaptando a lo largo de los años a la climatología y sistema de producción local.

Destacan por su gran producción de leche la oveja canaria y la cabra majorera, obteniéndose en el caso de la oveja una media de 0,8 litros al día. Una de las características que diferencian el sistema de producción de la comarca es el aprovechamiento de los pastizales y matorrales. Los pastores realizan el pastoreo en busca de pastos de calidad, realizando incluso la trashumancia, que aporta a la leche y por ende al producto final, unas características organolépticas peculiares.

En Canarias, los quesos se elaboran con leche de alta calidad que se encuentra en óptimas condiciones, gracias a los ganados de razas autóctonas, tanto por su situación sanitaria excepcional (las cabras y las ovejas autóctonas están exentas de sufrir brucelosis o tuberculosis), como por la cuidada alimentación que reciben. La majorera o canaria es la más numerosa en nuestras islas siendo, sin lugar a dudas, la que presenta un mayor potencial productor y la de mayor y mejor capacidad de adaptación a las zonas áridas y semiáridas.